CATÁLOGO

El Rey Gato de La Habana

5,95

ISBN: 978-84-16973-06-4

Nº de páginas: 384

Género: Juvenil +14

Categoría:

Descarga la guía de lectura de este libro:

Descargar esta guía de lectura

Disponible en cualquier librería o a través de:

Logo Amazon Logo Todos tus libros Logo La Casa del Libro Logo Book Deopsitory

Sinopsis

Le gustan los videos de gatos en internet y también una chica que no le hace ni caso. ¿Qué tal si la invita a unas clases de salsa en La Habana? Un verano lleno de risas, amor y el descubrimiento de un mundo desconocido.

Rick Gutiérrez es… ¡El Rey Gato de La Habana! Pero en realidad no es un rey: siempre está encerrado subiendo videos de gatos a la red, y parece que eso no lo hace muy atractivo a los ojos de su chica. En el instituto lo llaman «El Tipo de los Gatos». Tiene que cambiar, así que se apunta a clases de salsa pensando que eso será la solución…

   Ana Cabrera es encantadora, simpática y baila muy bien. Aunque Rick sea medio cubano, en la pista de baile se comporta como un elefante entrando en una cacharrería. Desesperado por impresionar a Ana, la invita a pasar un verano en La Habana. El motivo teórico: aprender a bailar. El motivo real: que se enamore de él. Sin embargo, en Cuba no todo es sol, salsa y música. La isla esconde un lado oscuro. Rick y Ana se encuentran con la familia de él e investigan por qué su madre se fue hace décadas… Entonces aprenderán que la política no es solo algo que afecta a los demás y que el amor, como las rosas, tiene espinas.

Reseñas de este libro:

  1. Libros de Seda

    «¡Salsa, videos y memes de gatos y prisioneros políticos! Es imposible no dejarse llevar por la vertiginosa de este libro. Rick Gutiérrez es el tipo de narrador que gusta (incluso cuando se está comportando como un idiota), y El Rey Gato de La Habana equilibra lo agudamente divertido con lo bellamente agridulce en su exploración de la identidad, la familia, el amor y las complejidades de Cuba».—Julia Ríos, editora

  2. Libros de Seda

    Kaeri en Babelio.com

    Un libro cuya historia devoré en menos de cinco días.
    Esta historia merece más de cinco puntos.
    Necesita ser leída por más personas.
    El Rey Gato de la Habana, quien se presenta como narrador es Rick Gutiérrez, personaje principal de la historia. le gustan los videos de gatos, los memes y los ordenadores. Fuera de eso podría decirse que no tiene otras cualidades en las que destaque… hasta que conoce a Ana. Ya desde ese momento empieza a obrar a cambiar absolutamente todo.
    Una de los tantos detalles es que, en un principio piensas que la historia va muy deprisa para las trescientas y pico de páginas que aún quedan, pero luego te vas dando cuenta de que Rick tiene muchas cosas que contar, sólo nos pide paciencia y lo hace de una forma divertida y entretenida. Logré empatizar con él en muchas ocasiones pero también sus actos me hicieron pensar.
    Y es lo que tiene la historia: te muestra que cada acto o palabras de los personajes está lleno de matices que te dejan huella.
    No hay nada que pueda sacarle de negativo. Bueno, sí, pero eso ya sería cuestión de carácter o formas de vida de los mismos personajes.
    Otro personaje que me gustó pero no a la manera de Rick ha sido Ana, una joven de carácter fuerte que ama bailar salsa. En un principio estaba muy a la defensiva con ella, un par de páginas adelante la odié con todo mi corazón para al final darle tregua. No siempre puedo encontrarme con personajes 100% perfectos.
    Pero definitivamente lo que me llevó a amar este libro fueron los paisajes de Cuba, su música, su gente. Esas partes están tan bien narradas que en más de una ocasión me picó la curiosidad y busqué imágenes para corroborar lo que se narraba; una auténtica maravilla.
    Hay muchos detalles buenos en esta historia, pero me quedo con dos: La primera es la perseverancia de Rick para lograr sus objetivos y la forma tan elegante y sencilla de mostrar a los personajes como son: grises, con días buenos y días malos, tomando buenas y malas decisiones, divirtiéndose de forma sana y temiendo frente a un peligro, que en algunos momentos no se ven pero se perciben.
    No esperaba nada o casi nada de la historia y sin embargo la sorpresas que me encontré me hicieron arrepentirme del por qué no conocía esta novela ni mucho menos a su autor.
    Una novela juvenil que todo adulto también puede leer 
    Definitivamente es mi mejor lectura de este principio del 2020.

  3. Libros de Seda

    Ariencilla en Babelio.com
    Una novela juvenil que nos transporta a Cuba y nos cuenta el camino de un joven por encontrar su lugar con mucho baile y referencias gatunas.
    Nuestro protagonista es Rick Gutiérrez. Un joven de origen cubano bastante friki. Más allá de llevar una exitosa página web sobre gatos, poco más se puede decir de él.
    Conocer a Ana Cabrera y quedar impresionado por ella junto a su escaso éxito social, le llevan a emprender un camino que le guiará hasta sus orígenes: aprender bailar salsa.
    Con algún giro interesante de por medio Rick y Ana acaban pasando el Verano en Cuba. Y a partir de aquí es cuando veremos el proceso de evolución de Rick, como deja de ser un niño y se convierte en adulto, con todo lo bueno y lo malo que eso implica.
    La novela tiene varios pilares fundamentales, uno de ellos es el baile y la música. Veremos muchas escenas con Rick aprendiendo a bailar, escenas que transmiten esa energía que desprende la salsa. al estar en Cuba, este aprendizaje es mucho más intenso, el autor consigue que nos imaginemos los bailes a la perfección.
    Destacar la ambientación, la primera parte se desarrolla en Nueva York pero sin duda la parte de la Habana es mi favorita. El autor nos transporta hasta las calles de Cuba de una manera muy realista, vemos tanto el lado bueno como el lado malo del país. Gráficamente nos describe los lugares, edificios, casas y demás, pero también se adentra en la personalidad del país.
    Nos acercaremos a la Cuba tras la revolución desde el punto de vista de unos jóvenes estadounidenses que descubren que no todo es como ellos creían. Es una novela con tantos matices que nos permite hacernos una idea perfecta de la realidad del país caribeño.
    Otro pilar fundamental son los misterios que iremos descubriendo poco a poco sobre la familia de Rick. Esto ayudará a nuestro joven protagonista a ir madurando poco a poco a base de alegrías y decepciones. Me ha gustado mucho que los familiares cubanos de Rick fueran tan diferentes entre sí porque reflejan muy bien la realidad de la sociedad cubana.
    Junto con esos misterios familiares, también encontramos algunos momentos de tensión porque Rick y Ana se meten en algún que otro lío en su estancia a la Habana. Se dan situaciones que les llevan al límite de sus creencias y les hacen reflexionar bastante sobre el mundo real.
    El ritmo de lectura es bastante ágil, la primera parte quizá es un poco más lenta ya que se centra mucho en darnos a conocer a los personajes, pero de la mitad hasta el final el ritmo se vuelve mucho más rápido acompañado por los giros de la trama.
    En cuanto a los personajes, creo que Rick es el protagonista perfecto para esta novela. Empieza siendo más niño y evoluciona muchísimo, comete errores pero hace lo que puede por intentar actuar bien, lo he visto muy humano y coherente. Quizá lo único que me ha fallado ha sido el personaje de Ana, un poco soberbia para mi gusto y altiva en su trato hacia Rick. Creo que el adjetivo “simpática” no la define mucho, pero la construcción del personaje está muy bien cimentada.
    Desde un punto de vista juvenil pero apta para todo tipo de lectores, El rey gato de la Habana es una novela que rezuma vida, esperanza y amor por el baile.
    Y destacar también las numerosas referencias a los gatos que resultan muy divertidas de leer.

Añadir una valoración